Rinoplastia

Introducción

La rinoplastia es un procedimiento quirúrgico encaminado a cambiar el aspecto de  la nariz (tamaño, anchura, forma de la punta…), asimetrías o desviación.

Por lo general la forma de la nariz es algo hereditario, aunque su aspecto puede cambiar debido a traumatismos y cirugías previas

 

Descripción general del procedimiento

La rinoplastia consiste en una serie de maniobras quirúrgicas encaminadas a cambiar el aspecto de la nariz. Estas pueden consistir en fracturas y limado de los huesos con posterior recolocación de los mismos; así como intervención sobre los cartílagos para cambiar de aspecto la punta nasal.

Esta intervención consiste en una remodelación de la nariz, no es hacer una nariz “a la carta”

 

Puedo ser candidato/a a esta intervención

La cirugía de la nariz es una intervención altamente personal, y que debe decidirla el paciente con el consejo de su cirujano. No es para cumplir los deseos de otra persona o para intentar ajustarse a una imagen ideal.

Usted puede ser un buen candidato a una rinoplastia si:

·      ha completado el desarrollo de su rostro

·      goza de buena salud

·      no fuma

·      tiene unas expectativas realistas sobre la intervención

·      su nariz le parece grande respecto al resto de las estructuras faciales

·      no le gusta el aspecto de la punta de su nariz

·      en el dorso de la nariz tiene gibas o depresiones

·      hay asimetría y desviación

 

Que puedo esperar de esta intervención. La primera consulta

El éxito y la seguridad de esta intervención está en que usted sea un buen candidata. Durante su visita al cirujano plástico se le realizarán preguntas sobre su estilo de vida, hábitos saludables y hábitos tóxicos.

Tenga previsto hablar sobre:

·      los motivos, deseos y expectativas que le llevan a plantearse una rinoplastia

·      antecedentes médicos: enfermedades , alergia a medicamentos, tratamientos habituales(incluyendo productos de herboristería, vitaminas, alcohol, tabaco, drogas, anticonceptivos orales…)

·      cirugías previas

 

Su cirujano plástico puede que también :

·      evalúe su estado general  y si existe alguna co-morbilidad o factores de riesgo

·      tome fotos para su historial médico

·      explique las opciones y recomiende un tipo de intervención

·      explique los resultados previsibles del procedimiento y cualquier riesgo o complicación potencial

·      explique el tipo de anestesia, tiempo de ingreso y otros aspectos relacionados con la intervención

 

Seguridad y riesgos de esta intervención

Como ya se ha comentado, esta intervención es una decisión personal, y como tal es usted quien debe  evaluar los beneficios que le puede aportar, sus objetivos, y si los riesgos y posibles complicaciones son aceptables y asumibles.

Su cirujano plástico le explicará con detalle los riesgos de la intervención. Se le pedirá que firme un consentimiento informado para asegurarnos que usted ha comprendido el procedimiento que se le va a realizar, las alternativas  los riesgos y complicaciones más frecuentes.

Los riesgos de la rinoplastia y las complicaciones incluyen:

·      ruptura de pequeños vasos superficiales de la nariz

·      infección

·      mala curación de las heridas

·      complicaciones de la anestesia

·      hemorragia(hematoma)

·      asimetría de la nariz

·      cambios de sensibilidad en la piel

·      alteraciones en las vías aéreas nasales que puede interferir con el paso normal del aire a través de la nariz

·      perforación en el tabique nasal(muy infrecuente); podría requerir una cirugía adicional, en algunos casos imposible corregir esta complicación

·      dolor, que puede persistir

·      decoloración e hinchazón de la piel

La práctica de la cirugía no es una ciencia exacta. Aunque se espere obtener unos buenos resultados, esto no se puede garantizar. En algunas situaciones, puede no ser posible conseguir un resultado óptimo con rinoplastia y otra intervención puede ser necesaria

 

Preparación para la cirugía

Antes de la rinoplastia, se le podrá pedir:

·      una analítica sanguínea o una evaluación preanestésica

·      tomar alguna medicación o ajustar las que tome habitualmente

·      dejar el tabaco con varias semanas de antelación a la cirugía evitar la toma de aspirina, antiinflamatorios o suplementos de herboristería que pueden aumentar el riesgo de sangrado

 

Pasos de la cirugía

La rinoplastia debe realizarse en quirófano y bajo anestesia general (o anestesia local y sedación). La intervención puede durar entre 1 y 2 horas.
El cirujano separa la piel de su soporte (hueso y cartílago). Esto se puede hacer desde dentro de la nariz, a través de pequeñas incisiones(rinoplastia cerrada), o levantando la piel desde la columela(rinoplastia abierta).

Una vez completada la cirugía se cierran las incisiones, y se colocan el taponamiento y la férula.

Se suele dejar una noche de ingreso al paciente.

 

Postoperatorio y recuperación

El postoperatorio de la rinoplastia no requiere grandes cuidados.
Al finalizar la intervención se coloca una férula sobre la nariz, y un taponamiento nasal. La férula se mantiene durante 7-10 días, y el taponamiento 2-5 días.

Loa primeros días la nariz y las zonas adyacentes se encuentran inflamadas y pueden aparecer hematomas.

Su cirujano le pautará antiinflamatorios y otros fármacos si lo ve conveniente. Habrá que evitar traumatismos las primeras semanas que podrían crear una deformidad en la nariz.

 

Duración de los resultados

Los resultados dependen del nivel de exigencia , así como de las expectativas previas del  paciente y del cirujano.

A los pocos días se ve el resultado, pero no es hasta pasado un año cuando se considera definitivo.

En la mayoría de los casos, los resultados son excelentes y la satisfacción del paciente es muy alta al ver la mejoría estética y la armonización de la cara se ha conseguido perfectamente.

 

Como elegir  a mi cirujano

La Cirugía Estética existe en España como especialidad quirúrgica, correspondiente al titulo oficial denominado "Medico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora".

Nuestro país tiene un alto nivel de calidad y reconocimiento internacional en Cirugía Plástica y Estética. Hay que tener en cuenta que conseguir la especialidad es fruto de un largo y exigente periodo de selección vía MIR, y de formación teórica y practica, durante un mínimo de 5 años tras la licenciatura en medicina. Esta garantía de formación es siempre un beneficio para la seguridad del paciente.

Cuando usted esté pensando en una cirugía estética, asegúrese que su cirujano plástico está en posesión de la titulación necesaria y obligatoria para realizar ese procedimiento.