Peeling Químico


La piel, y en especial la de la cara, está expuesta de forma continua a agresiones por el sol, cambios de temperatura,  tabaco... También la constitución de la piel y los cambios hormonales o la utilización de algunos medicamentos hacen que ésta aparezca dañada, con falta de brillo, fotoenvejecimiento, manchas, arrugas o acné.

¿Qué es un peeling?

Es un tratamiento no quirúrgico encaminado a corregir diferentes aspectos de la piel mediante la utilización de agentes exfoliantes .

Se eliminan capas superficiales de la piel (epidermis y dermis superficial) mediante la aplicación de diferentes tipos de ácidos. Posteriormente se produce una regeneración de la matriz dérmica.

El resultado final es un aspecto renovado de la piel.

Se realiza en consulta, tiene una duración de 15-25 minutos, la piel de la cara comienza a pelarse alrededor del tercer día (parecido a una quemadura solar) y dura alrededor de 3-4 días. Durante este tiempo y las semanas posteriores se requiere un cuidado especial frente a la exposición solar con cremas de máxima protección.

 

¿Quién puede beneficiarse de un peeling?

Si queremos mejorar el aspecto de la piel de nuestro rostro, es el momento de probar un peeling químico.

Acompañado del uso de cremas y geles con principios activos seleccionados, podrá conseguir una piel más luminosa, lisa y uniforme. Existen muy pocas razones por las que no pueda realizarse este tratamiento.

                                                                                                                          Leer más...