Cirugía mamaria


Probablemente la mama en la mujer es uno de los mayores signos de feminidad.

A lo largo de la historia los gustos y las modas han hecho que las mujeres hayan mostrado diferente interés en la conformación de su pecho.

Con los avances tecnológicos y sobre todo la evolución de la cirugía, las pacientes acuden a la consulta del cirujano plástico para solicitar cambiar diferentes aspectos de la mama.

Algunas pacientes solicitan un aumento mamario porque su mama no se ha desarrollado como ellas hubieran deseado, o porque tras los embarazos y lactancia su pecho ha sufrido una pérdida de volumen.

En otras ocasiones, la consulta es por una mama ptósica(caída) también por embarazos, pérdida de peso, o por la edad que los tejidos van perdiendo la elasticidad.  En estos casos lo oportuno es realizar una mastopexia para reposicionar los tejidos, y a veces se puede acompañar de la colocación de prótesis para obtener una mama más armónica.

El tamaño de la mama puede interferir en la vida de la mujer por problemas físicos derivados del peso y volumen de la misma  como el dolor de espalda, irritación en el surco inferior de la mama, imposibilidad para realizar ejercicio físico; así como de la autoestima por la dificultad para poder utilizar prendas de vestir de su gusto, poder acudir a playas y piscinas por el vergüenza a exhibir el cuerpo. Estas son las razones por las que las pacientes deciden realizarse una reducción mamaria.

Además de estos procedimientos con una intención estética, podemos encontrar casos en los que las pacientes vienen a la consulta por asimetría mamaria tanto por diferencia de volumen como por diferencia de forma entre las dos mamas. Estas diferencias pueden corregirse realizando procedimientos diferentes en cada una de las mamas, utilizando técnicas de reducción de mama, de mastopexia y/o utilizando prótesis.

Un caso diferente , de asimetría o malformación de la mama son las mamas tuberosas o mamas tubulares. Es una mama constreñida con falta de relleno en polo inferior, herniación de la areola y surco mamario alto. En casos extremos pueden requerir incluso cirugía en dos tiempos.

Dentro de la cirugía estética mamaria también encontramos una patología masculina: la ginecomastiaConsiste en un aumento del volumen de la mama a expensas de grasa o a un desarrollo excesivo del tejido glandular mamario. La corrección se realiza mediante cirugía, liposucción o la combinación de ambas.